Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Luka Narutsiko [+18] [En Corrección]
Lun Jul 04, 2016 8:38 pm por Ryan Phomet

» Biblioteca de Linove
Mar Jun 28, 2016 7:29 pm por Knut Mann

» Cultura Vampírica
Lun Jun 27, 2016 11:00 am por Patrick Robert Urremez

» Bebida: Rysteriam
Lun Jun 27, 2016 10:58 am por Patrick Robert Urremez

» Registro de Avatares
Dom Jun 26, 2016 1:30 am por Aluvion Nox

» Aluvion Nox [En Construcción]
Dom Jun 26, 2016 1:26 am por Aluvion Nox

» Registro de Poderes y Habilidades
Mar Jun 21, 2016 1:22 am por Ginevra Lehns

» Sympan Kosmos [En Construcción]
Lun Jun 20, 2016 11:31 pm por Sympan Kosmos

» Ginevra Lehns [Aprobada]
Lun Jun 20, 2016 8:07 pm por Ryan Phomet

» Khizza Uboji [En Corrección]
Lun Jun 20, 2016 7:52 pm por Ryan Phomet

Mejores posteadores
Ryan Phomet (34)
 
Abraxas (18)
 
Knut Mann (18)
 
Saraah Gautier (13)
 
Patrick Robert Urremez (13)
 
Kristan Meinon (11)
 
Shane do Volken (10)
 
Ann Mack (10)
 
Nina Tails (8)
 
Ciudadano de Linove (8)
 

Aventureros

Patrick Robert Urremez

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Patrick Robert Urremez

Mensaje por Patrick Robert Urremez el Vie Mayo 20, 2016 4:51 pm

Ficha de Patrick Robert Urremez


Nombre: Patrick Robert Urremez.
Apodo: Paku.
Raza: Vampiro.(Patrick es un Vampiro de linaje antiguo)
Edad: 495 años. (Al ser un Vampiro, su crecimiento se estancó a los 15 años por motivos desconocidos, lo normal para un Vampiro es que su crecimiento se estanque a los 21 años)

Historia:
El sonido de explosiones resonó en la lejanía, por encima de los árboles ya se comenzaba a ver una humareda grisácea que subía desde el oeste. Maldita sea, es demasiado fuerte la voz chillona de una mujer desordenó mis pensamientos - ¡Ya voy llegando! – grité saltando por otro grupo de ramas, bajo mis pies, los árboles crujían y se perdían con velocidad. El cielo comenzó a nublarse Soy yo aclaró una voz más suave y serena.

Un grupo de abetos comenzaba justo después de la sección de robles que había estado atravesando, el bosque era muy denso, pero entre los árboles se podían divisar los picos de las montañas y el humo. Otro juego de ramas crujió justo cuando me impulsaba de un salto a las ramas superiores - ¡Malditos sean los estúpidos senadores! – Sentí un ligero refunfuño entre mis pensamientos - ¡No empieces! No entiendo cómo demonios pueden demorar tanto para simplemente pedir el reporte matutino, me ha comido tres horas en esa estupidez – el mal humor hacía mella en mis pensamientos, el simple hecho de recordar, al estirado senador humano, de cabellos largos y lisos que había consumido más de la mitad de la mañana en nimiedades políticas bastaba para desbaratar mi humor. Concéntrate Paku, te necesitamos aquí ya me reprendió con suavidad una voz más reconfortante, era ligera, joven, dulce… Como la de un padre primerizo.

- Estoy llegando al camino del este ¿en dónde están? – pregunté cayendo con suavidad al césped que se extendía al pie de la montaña, los árboles se habían quedado atrás, y ahora frente a mí se extendía una gran mole de rocas y granito, un extenso camino, estrecho y algo deteriorado subía desde las laderas hasta las mesetas del primer nivel. Más allá, el Orium brillaba con suavidad. Estamos al norte de End Stone, a unas cuarenta millas de la frontera con el bosque. Estaba aún a unos minutos.

Deje fluir la magia sobre mis dedos, y con un lento movimiento, los deslice sobre los muslos haciendo una suave presión, sentí como la runa tomaba forma a los lados de mis piernas, y un ligero destello me indicó que estaba listo, afiancé los pies y con un fluido movimiento comencé el ascenso a las Soul Mountains. Mis pies, impulsados por las runas, ahora se movían mucho más rápidos. Las rocas pasaban a mi lado como manchas borrosas de gris y verde. No exageres me reprendió una voz femenina, sentí como la duda nublaba aquellas palabras. El camino subía en zigzag un par de millas, y luego giraba subiendo de forma escalonada hasta la cima de las mesetas inferiores, allí se extendía un vasto terreno, rocoso con pequeños parches de vida vegetal que rodeaban la base de los picos más elevados, la meseta estaba dividida por un pequeño riachuelo, de aguas verdosas que desembocaba en una cascada hasta los bosques. Otra explosión resonó más cerca y una nueva nube de humo se elevó entre las montañas. ¡Aléjense! Advirtió la voz serena del tercero.

- ¡Ya llego! – anuncié mientras atravesaba una nueva meseta, esta era un poco más nutrida de vida vegetal, e incluso tenía un pequeño montículo de arbustos de bayas y un par de robles. Tras doblar por un gran muro de piedra, pude por fin verlo, el pico en donde se encontraban todos, justo por debajo del Orium, a unas diez millas de mi posición. Una gran mole de rocas y destellos verdosos se podía ver moviéndose sobre el lugar, era lenta, y parecía torpe, pero era demasiado grande incluso para estar a esa distancia de mi vista - ¿Qué tan grande es?

Debe medir cerca de trecientos metros de alto, y no menos de tres millas de diámetro, o tal vez más, es bastante grande comenzó a explicar una voz similar a la de una profesora sumamente educada, pero otra explosión cortó la idea, un trozo de roca del tamaño de una casa voló en mi dirección y cayó a varios metros por detrás de mi posición Maldición, está siendo más difícil de lo que pensaba ¡Cuidado! Otro impacto resonó entre las montañas, y un destello dorado salió arrojado por el aire, cayendo por el lateral de la montaña, reconocí los cabellos rubios que se precipitaban contra el suelo. Varias voces alarmadas resonaron en mi cabeza al tiempo que sentía como la magia era expulsada con violencia a lo largo de mi cuerpo.

- ¡Schewerelosigkeit! – con un grito algo apresurado extendí las manos y un montón de runas brillaron desde mis brazos y se apresuraron como rayos de luz hacia el cuerpo del rubio que ya estaba a menos de treinta metros del suelo, justo cuando las runas le rodearon por completo, otro brillo dorado deslumbró el lugar, y el chico se giró sobre el cuerpo volando con agilidad - ¡Justo a tiempo! – grité emocionado mientras me acercaba corriendo hasta donde se encontraba, los ojos del chico me miraron con agradecimiento.

- ¡Eso estuvo cerca! – dijo con la respiración agitada. Esa sonrisa que tanto me gustaba le ilumino el rostro.

- ¿Qué es lo que pasó? – le pregunté mientras el descendía hasta el suelo y las runas desaparecían.

- Un golem de granito de las montañas se volvió loco. Pero es uno de los grandes, yo supongo que debe tener no menos de trescientos años nutriéndose de los túneles – su voz se vaciló mientras las ideas cavilaban en su cabeza, un grupo de voces comenzaron a debatir con él – Puede ser – aseguró mientras me miraba – Subamos, necesitamos una prisión de las buenas – afirmó mientras tomaba mis manos.

Sentí fluir la magia, y las runas volvieron a rodearnos, esta vez a ambos y con un golpe sordo al suelo, comenzamos a volar por el lateral del pico. Las runas brillaban en oro y plata mientras ambos nos apresuramos hacia el cielo, tras recorrer todo el flanco de la montaña en vertical, aterrizamos en un suelo menos fértil, era seco, rocoso y parecía haber sufrido la erosión del viento por eones. Varios rostros conocidos nos dieron la bienvenida mientras al fondo, una batalla seguía en proceso, otro grupo de rocas fue a parar contra la montaña al sur del lugar, haciéndose añicos. El golem era enorme, demasiado grande para tener menos de trescientos años, y brillos verdosos y rojizos le adornaban la piel como parches de color, los ojos le brillaban azulados y un rugido seco resonó en su interior. Suspiré.

- Necesitaré un par de minutos, un sello de ese tamaño requiere demasiada preparación

- Has lo posible – me consoló el rubio a mi lado mientras se giraba a los demás y les daba algunas instrucciones. Otro de los presentes debatió con él un poco, y al final decidieron un nuevo curso de acción.

Respire un par de veces, tratando de serenar mis ideas, y con un lento movimiento estiré los brazos extendidos hacia cada lado, las palmas extendidas, los dedos separados, y la magia comenzó a fluir por tercera vez, esta vez la sensación era algo más cálida. Varios juegos de runas comenzaron a tomar forma en un primer círculo alrededor de mi cuerpo, y cadenas de luz comenzaron a arremolinarse a mis pies, un pequeño remolino de luces comenzó a ascender por mis piernas. Una roca fue desviada hacia la derecha de mi posición, justo antes de que impactara a unos metros de mí. Asentí mientras la magia fluía hacia un segundo círculo de runas, las luces ya habían subido hasta mi abdomen.

- ¡Maldita sea con los senadores de mier… -

- Concéntrate – me reprendió una chica a mi izquierda, un rayo de luz salió desde sus manos desmoronando otra roca que se aproximaba por el cielo.

- Lo sé, lo sé – refunfuñe mientras un tercer circulo de runas comenzaba a formarse, las luces ya me habían rodeado, y las cadenas ondulaban como algas a mi alrededor.

Los tres círculos comenzaron a girar y a reorganizarse frente a mí, formando tres juegos de rombos en diferentes ángulos, y justo en medio un pequeño círculo de hechizos con diseños en la lengua de los enanos. Las piedras a mi alrededor comenzaron a levitar con suavidad.

- Kette, Dichtung, Gefägnis... – los murmullos comenzaron a extenderse y las runas brillaban en orden mientras mis palabras iban formando el encantamiento. La magia rodeaba mi cuerpo como si se tratase de una segunda piel. Las algas de magia estaban más agitadas.

Un par de rocas se apresuraron ladera abajo, y un par de ataques impactaron al golem contra el flanco del pico que estaba frente a nosotros, otro rugido rocoso resonó en el lugar.

- Odio los preparativos del demonio – me quejé sintiendo como el hechizo estaba casi completo. Si practicaras más, seguro no tardarías tanto se mofó una voz áspera en mi cabeza - ¡Yo soy el mejor! – me defendí mientras los rombos de magia se estabilizaron frente a mí. Si tú lo dices. Ignore el comentario - ¡Sechs Dichtungen Gefängnis! – golpeé las palmas en una clase de aplauso y todas las runas y algas de magia se precipitaron a lo largo de la meseta.

La luz deslumbró a todos al tiempo que el golem era sometido por todas las ataduras de magia que había formado. Largas como lianas fueron amarrándose a las extremidades, el torso, el rostro, y cada superficie del golem que estaba al alcance, las runas se estrellaban contra su cuerpo, como proyectiles, y comenzaban a brillar en cuanto impactaron contra la rocosa piel. Los rugidos se convirtieron en gritos de dolor, y todos se alejaron de él. Un hilillo de sangre se escurrió por la comisura de mis labios. Con un estruendo, el golem se precipitó al suelo, y las lianas de magia comenzaron a enroscarse en su cuerpo, las runas brillaban más y más, y el cuerpo de la criatura iba adoptando la forma una gran esfera. Junte las manos y con un último esfuerzo, completé el sello de runas. El golem se convirtió en una esfera rocosa, y todas las runas se extendieron hasta formar un patrón de líneas que le rodeaban como meridianos. Las lianas de magia se desvanecieron.

- Sello completado – anuncié soltando el aire con un suspiro para luego dejarme caer al suelo recuperando el aliento. Todos se reunieron alrededor de la esfera de piedras.

- ¡Bien hecho Paku! – anunció el rubio regalándome otra sonrisa, acto seguido se acercó y dejo caer una gran piedra entre mis manos – Aquí tienes, logre obtenerlo durante el combate – anunció para luego comenzar a discutir con los demás.

------------------------------------------------------------------

El enorme anillo rodo por mi palma y se precipito entre mis dedos, con suavidad, fui jugando con él mientras le detallaba. Era de plata, con detalles en esmeraldas que formaban pequeñas runas en élfico. En la parte superior, en un engarce de plata y cobre reposaba una gran piedra de color verde, una esmeralda cortada en forma de rombo. La luz que llegaba desde la ventana arrancaba un brillo del mismo tono esmeralda que alumbraba las paredes. Al parecer, el golem estaba formado en parte por grandes vetas de esmeralda, seguro de las profundidades del Orium, también habían rastros de plata y cobre suficientes, para formar el anillo e incluso dejarle material al joyero como pago por sus servicios. Sonreí mientras ponía el anillo alrededor del índice de la mano izquierda y apreciaba nuevamente el hermoso objeto, como adoraba conseguir premios tan llamativos de manos de él.

Perfil Psicológico:
Es un ser caprichoso, temperamental, muy impaciente y decidido. Cuando una idea cruza por su mente, Patrick no descansará hasta haberla completado, ya que nadie ni nada puede separarle de sus objetivos; odia esperar a que las cosas sucedan, por lo que suele apresurarlas si es posible, es uno de los miembros de la compañía menos afables con los recién llegados.

Es bastante bueno en el trato con los demás, suele ser muy “abierto” y comunicativo cuando lo necesita, y a menudo es capaz de despertar la empatía con sus sonrisas, palabras y buenos modos, pero es demasiado caprichoso, tanto que a menudo desea cosas solo por desearlas; si cree que debe usar su magia, la usa sin pensarlo ni dos segundos; Ryan suele estar siempre sobre él para que no se meta en problemas por andar deseando lo que no se le ha perdido. Es un gran atleta, y sus capacidades vampíricas le permiten ser un gran espía para la compañía.

Es un gran maestro, ya que suele inspirar su dedicación a los demás, pero no tiene paciencia para los estudiantes poco aptos. Es positivo y bastante voluntarioso, aunque solo si se ve capaz de conseguir algo por todo su interés. Patrick es supersticioso, siempre lleva consigo amuletos de buena suerte y fortuna, así como algunos “repelentes del mal”. Es abiertamente promiscuo, le encanta el sexo y el contacto físico.

Perfil Físico:
A simple vista, parece un chico muy joven, no mide más de un metro y cincuenta y cinco centímetros, aunque su contextura no es desgarbada, sino delgada. Su piel es pálida, casi marmórea y de un tacto sumamente frío, la temperatura corporal promedio de Paku es de 15ºC. Sus ojos son de un color rosáceo, esto es debido a que Paku tiene afición por beber sangre de criaturas pequeñas como liebres, conejos y gatos.

Su cabello es plateado claro, y siempre esta despeinado de manera rebelde. Tiene rasgos muy aniñados, con cejas delgadas, facciones finas, labios delgados, pálidos y poco prominentes. A menudo lleva ropa suelta, más grande que él y de colores claros, en su mayoría azules; en cuanto a joyería, Paku adora los anillos, colgantes cortos y brazaletes, estos últimos los suele usar en lo alto de los brazos.

A lo largo de su cuerpo, tiene un total de 15 tatuajes, formados con letras antiguas, que ni él conoce, y que forman varios círculos, rombos, triángulos y estrellas rúnicas. Estos fueron hechos cuando era un bebe, por sus padres, quienes sellaron algo en él, pero nadie ha sido capaz de descifrarlos. Estos tatuajes van desde el negro azabache, hasta el rojo borgoña.

Magia Antigua - Magia Rúnica, Especialidad en Barreras

Patrick es capaz de usar las runas antiguas de los vampiros para sus propios fines, a diferencia de muchos magos rúnicos, es capaz de generar las runas con su propia magia sin necesidad de un medio intermedio (tinta, sangre o carboncillo), su especialidad es la creación de barreras y prisiones rúnicas. Así mismo, es diestro en el arte de las runas potenciadoras, y posee conocimientos en casi todas las clases de runas existentes, aunque prefiere las que conoce, como las prisiones rúnicas.

Curiosidades

Paku es abiertamente homosexual, aunque desde que llego a Linove no tiene pareja oficial, adora salir de fiesta y enrollarse eventualmente con alguien que físicamente parezca mayor.

Dos de los sellos sobre su cuerpo forman algo parecido a la herradura de un caballo, están ubicados en la parte alta del ante muslo izquierdo.

Paku nunca ha quitado una vida por alimentarse, la mayoría de los animales de los que bebe sangre, son anestesiados con su magia y luego les protege con una runa de restauración hasta que recuperen la sangre bebida.

Su relación con Ryan va desde una admiración fraternal hasta un amor platónico.

Rara vez conserva un objeto más de dos semanas, aunque siempre lleva consigo un brazalete de color castaño que heredó de sus padres, en él, en runas élficas está escrito "El amor está en las letras".

Es sumamente supersticioso, es por ello que siempre lleva consigo una pata de conejo real, amarrada en una tobillera y conservada mediante magia rúnica.

________________
avatar
Patrick Robert Urremez
El Escritor
El Escritor

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 18/05/2016
Edad : 19
Localización : Arión, Linove

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.