Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Luka Narutsiko [+18] [En Corrección]
Lun Jul 04, 2016 8:38 pm por Ryan Phomet

» Biblioteca de Linove
Mar Jun 28, 2016 7:29 pm por Knut Mann

» Cultura Vampírica
Lun Jun 27, 2016 11:00 am por Patrick Robert Urremez

» Bebida: Rysteriam
Lun Jun 27, 2016 10:58 am por Patrick Robert Urremez

» Registro de Avatares
Dom Jun 26, 2016 1:30 am por Aluvion Nox

» Aluvion Nox [En Construcción]
Dom Jun 26, 2016 1:26 am por Aluvion Nox

» Registro de Poderes y Habilidades
Mar Jun 21, 2016 1:22 am por Ginevra Lehns

» Sympan Kosmos [En Construcción]
Lun Jun 20, 2016 11:31 pm por Sympan Kosmos

» Ginevra Lehns [Aprobada]
Lun Jun 20, 2016 8:07 pm por Ryan Phomet

» Khizza Uboji [En Corrección]
Lun Jun 20, 2016 7:52 pm por Ryan Phomet

Mejores posteadores
Ryan Phomet (34)
 
Abraxas (18)
 
Knut Mann (18)
 
Saraah Gautier (13)
 
Patrick Robert Urremez (13)
 
Kristan Meinon (11)
 
Shane do Volken (10)
 
Ann Mack (10)
 
Nina Tails (8)
 
Ciudadano de Linove (8)
 

Aventureros

Saraah Gautier

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Saraah Gautier

Mensaje por Saraah Gautier el Lun Mayo 23, 2016 1:57 am

Ficha de Saraah Gautier


Nombre: Saraah
Apellido: Gautier
Apodo: La Diplomática
Raza: Humana
Edad: 25 años (aunque aparenta una edad mucho menor)

Historia:
Un movimiento suave de sus manos sobre la lustrosa superficie y la clara nota reverbero en ese instante a su alrededor, cerró los ojos suspirando con alegría cuando siguiendo a la primera se sumaron más notas mientras sus manos cada vez más rápidas se movían grácilmente; esta era su obra maestra, su amada pieza, la cristalización de su técnica y pasión estaba finalmente concluida, ahora disfrutar la apasionada primera interpretación de su composición completa era un placer que ciertamente solo podía realizar una vez cada cierto tiempo debido a lo minucioso (casi obsesivo) de su trabajo.

El rápido movimiento de sus manos fluctuaba en altibajos agregando poco a poco mas complejidad a la pieza, la música como pocas cosas en su vida lograban sacarla de su usualmente equilibrado y medido autocontrol para generar en ella la chispa de las emociones que ansiaba desesperadamente sentir. Al abrir sus celestes ojos, vio sobre la lustrosa superficie del blanco piano su reflejo, allí le regresaba la mirada una versión casi infantil de sí misma, eufórica, ligeramente sonrojada y patéticamente feliz, completamente distinta a su “yo” normal, calculado, sobrio, en control.

Sabía que no debía hacerlo pero sin miramientos su voz acompaño los rítmicos altibajos de la pieza que estaban reproduciendo sus delicados y finos dedos - Esto está mal, lo sé, pero… -  pero la emoción del momento podía mas con ella, una ligera luz violácea le envolvió el antebrazo derecho junto a un cálido hormigueo, se desligo de este un halo de energía que se materializo en forma de un pequeño lobezno blanco el cual rápidamente se subió sobre sus piernas, este le dirigió una mirada a su invocadora con intensos ojos malva, al no percibir amenaza alguna en su entorno inmediato adapto una postura de comodidad canina en su regazo y con un ligero bostezo estiro sus patas delanteras sobre cada muslo de su humana compañera.

Sentía la cacofonía enervante producida de la mezcla entre la música que le rodeaba junto a la presencia de sus amadas criaturas, su voz se suavizo ligeramente mientras concluía la pieza de piano pero la melodía continuaba mientras a la claridad de su voz se unía la magia que de su cuerpo emanaba. Al primer lobezno se sumaron dos acompañantes más en la habitación, compañeros que jamás le abandonaban donde fuese, incluso con lo ahora voluminoso de sus cuerpos, en ese instante llenando casi la totalidad de la habitación. Si alguien los viese probablemente se crearía un terrible revuelo, no debía usar sus poderes tan a la ligera, en especial cuando estos traían consigo la presencia de “peligrosas” criaturas, mas aun si solo podía excusarse con un simplón “por amor al arte”, pero ciertamente nadie podría llegar a impedirle hacer lo que amaba.

Vio a los cristalinos y vividos ojos de sus amigos con la calma que le invadía nuevamente la conciencia, al mismo tiempo las últimas notas de su voz se perdieron en el espacio mientras ordenaba a sus invocaciones regresar a ser parte de los tatuajes en su antebrazo derecho, tenues testigos de la realidad de su esencia normalmente oculta de los demás.

Sonrió de manera calmada mientras recogía una a una las desparramadas partituras a su alrededor, aun medio-soñando despierta por permitirse ese ligero “desliz”, una suave carcajada escapo de sus labios y casi se atraganto con su propia lengua cuando un suave toquido le hizo respingar y dar un pequeño brinco atrás, esto la saco de manera abrupta de su ensueño, mientras la rubia cabellera de uno de sus alumnos ingresaba de manera parcial por la puerta - Maestra, la clase empezara en un momento, ¿Le ayudo en algo? - ofreció el chiquillo de apariencia tierna al cual miro de modo suave y medido - no, todo está bien Kuon, en un instante salgo - le sonrió amable y se volteo un instante - ¿Maestra?... - al girar nuevamente para encararle vio la pregunta suspendida en sus ojos - …¿Usted era quien estaba cantando? Su voz es hermosa pero no la usa en público, así que yo pensé que… -  sonrojado y un poco tartamudo el joven empezó a patear un objeto indeterminado en el suelo, ella por otro lado aprovecho el momento para sopesar un poco la situación, manteniendo la inalterabilidad de su fachada usual miro fijamente a los ojos del joven - dejémoslo como nuestro secreto ¿Sí?- agrego un pequeño silencio de énfasis - Tengo mis razones - concluyo con una sonrisa leve al encontrar ambas miradas y volver a su misión original: sus cosas.

Recogió rápidamente lo que faltaba de su indumentaria de trabajo y de manera relajada observo al chico medio palmo más alto que ella - si eres bueno podría enseñarte algunas técnicas para alcanzar esos tonos de los cuales te quejabas en la última sesión -  ofreció graciosamente mientras sus pausados pasos eran seguidos por el bailoteo del rubicundo joven. Saltitos de felicidad fueron respuesta suficiente, asi como un extasiado gemido de alegría seguido por una alegre voz - ¿en serio? - agrego aguda la voz del joven.

Una suave carcajada de su parte mientras se alejaban por el pasillo fue inevitable - ¿Cuándo te he mentido Kuon?...  ahora cuéntame ¿has practicado el piano?... - su voz se perdió justo al girar en una esquina, acompañada de su emocionado estudiante que sin miramientos había desechado ya toda intención de indagar en el tema que anteriormente le había producido tanta curiosidad.

Perfil psicológico:
Carácter tranquilo y centrado que busca constantemente mantenerse serena en la variabilidad de la vida. Detesta los conflictos y suele decantarse por el dialogo y la plática antes que por el enfrentamiento, de allí nace el apodo que aunque le disgusta un poco, es empleado por algunos de sus allegados más cercanos.

Suele portar una expresión inalterable y tranquila pero es altamente analítica y constantemente está observando todo a su alrededor, intentando asimilar cada detalle de su entorno, aun así, debido a su constante búsqueda de la verdad desde todos los puntos de vista y a pesar de ser muy brillante, en ocasiones es engañada con mucha facilidad puesto que todo se lo toma en serio y espera que quienes le rodean sean iguales.

Es una persona contradictoria en el mejor de los casos, incoherente en el peor de ellos, manteniéndose usualmente en un estado ansioso-nervioso a pesar de usualmente “andar a su propio ritmo”. Le gusta la gente pero odia las aglomeraciones, es una mediadora nata aunque le apasiona discutir, habla mucho pero sabe escuchar y suele pasar de la actividad al reposo absoluto en cuestión de un abrir y cerrar de ojos.

perfil físico:
De altura media-baja, no posee una imponente constitución, su altura roza apenas los 1,61Mts.  Piel clara y suave se conjuga con su cabello blanco platinado que suele presentar de acuerdo a como incida la luz, ligeros matices de colores variables que suele darle una apariencia delicada; el mismo es largo, apenas ligeramente ondulado y suelto se extiende hasta sus caderas pero es muy probable que lo mantenga trenzado o amarrado en una coleta suelta que compagina bien con un rostro perfilado pero de rasgos dulces, casi inocentes, por lo que no es raro que suelan indicar que es más joven de lo que realmente es, este detalle causa regularmente que la traten como a una “niña”, hecho que le molesta enormemente aunque no lo exteriorice.

Ojos de un intenso azul rey culminan su apariencia frágil que combina usualmente con ropa sencilla pero elegante, aunque en ocasiones contadas puede optar por usar trajes distintos, mas “maduros” o en contraparte “rebeldes”, aunque no es lo usual. En su cuerpo están presentes siluetas muy difusas, casi inexistentes, de diferentes animales y criaturas mágicas en forma de “tatuajes”, las mismas están dispersas en varias partes de su cuerpo.

Magia de invocación - Invocadora

El motivo por el cual Saraah no canta es que dicha acción inevitablemente desencadena el uso de su magia, distintas melodías invocan distintas criaturas aunque diferentes piezas pueden invocar al mismo ser. Estos seres no son creados de la nada, en realidad permanecen “dormidos” en forma de un tenue, casi invisible tatuaje en varios puntos de la anatomía de Saraah, solo ella conoce a ciencia cierta cuál es el número total de los mismos y estos son una mezcla entre animales y criaturas mágicas que con los años se han ido sumando poco a poco para crear un gran repertorio de entidades. El primero de ellos y su “favorito” es Ceres, un poderoso y místico lobo blanco que le acompaña desde muy niña, más que solo una invocación es su amigo y confidente más preciado.

El que deje de cantar no necesariamente indica que estos regresaran a la dimensión paralela que mantiene en su cuerpo donde estos permanecen hasta ser invocados, solo una orden directa de ella los hará regresar a su estado de sueño.

Algunos poseen 2 estados de manifestación: uno “controlado” y otro en modo “desmedido”, esto solo indica si las criaturas se muestran listas o no para el combate y dependerá de la melodía con la cual los invoco, un claro ejemplo es Ceres, su lobo blanco, el cual se muestra como un pequeño lobezno o como una bestia de 1,70mtrs de altura.

Ceres:


El primero de las criaturas con las que Saraah realizo un pacto, es un antiguo, poderoso y extraño Ngen con forma de Lobo Blanco que llega a medir hasta 1,70mtrs de altura, este después de una larga vida obtuvo además de una poderosa energía mágica una conciencia definida. Mantiene una fuerte relación que durará de por vida con su querida humana, la cual aún para él es un misterio que le encanta descifrar, esta curiosidad fue el desencadenante de su encuentro y posterior vinculo.

Se encuentra en forma de tatuaje en el lado interno del antebrazo derecho de Saraah y esta lo considera más que solo una invocación, un amigo, confidente y cómplice leal. Tienen un intenso vínculo emocional y mental que origina un intercambio constante de emociones, opiniones y sentires una vez despierto. Ceres como ser consiente es altamente protector con Saraah y en extremo actúa de modo receloso con extraños.

Curiosidades:

Odia lo grotesco, antiestético o tosco, se considera una apasionada empedernida del arte y la naturaleza. Una de las cosas que más le desequilibra son los gritos y los ruidos fuertes, depende mucho del ambiente para estar en calma, por ello no es raro verla internándose en el bosque de los Ngens, que aunque suelen mostrar hostilidad con casi cualquier ente externo del bosque, misteriosamente con ella se muestran apacibles, una lástima que fuese humana.

Es considerada además una espadachina altamente capacitada pero al detestar la violencia suele rehuir de todo tipo de combate innecesario, a pesar de ello fue literalmente “obligada” a portar siempre consigo una espada larga, la cual lleva largo tiempo sin desenvainar en combate aunque suele tener practicas secretas.

________________
avatar
Saraah Gautier
La Diplomática
La Diplomática

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 18/05/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.