Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Luka Narutsiko [+18] [En Corrección]
Lun Jul 04, 2016 8:38 pm por Ryan Phomet

» Biblioteca de Linove
Mar Jun 28, 2016 7:29 pm por Knut Mann

» Cultura Vampírica
Lun Jun 27, 2016 11:00 am por Patrick Robert Urremez

» Bebida: Rysteriam
Lun Jun 27, 2016 10:58 am por Patrick Robert Urremez

» Registro de Avatares
Dom Jun 26, 2016 1:30 am por Aluvion Nox

» Aluvion Nox [En Construcción]
Dom Jun 26, 2016 1:26 am por Aluvion Nox

» Registro de Poderes y Habilidades
Mar Jun 21, 2016 1:22 am por Ginevra Lehns

» Sympan Kosmos [En Construcción]
Lun Jun 20, 2016 11:31 pm por Sympan Kosmos

» Ginevra Lehns [Aprobada]
Lun Jun 20, 2016 8:07 pm por Ryan Phomet

» Khizza Uboji [En Corrección]
Lun Jun 20, 2016 7:52 pm por Ryan Phomet

Mejores posteadores
Ryan Phomet (34)
 
Abraxas (18)
 
Knut Mann (18)
 
Saraah Gautier (13)
 
Patrick Robert Urremez (13)
 
Kristan Meinon (11)
 
Shane do Volken (10)
 
Ann Mack (10)
 
Nina Tails (8)
 
Ciudadano de Linove (8)
 

Aventureros

Aluvion Nox [En Construcción]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Aluvion Nox [En Construcción]

Mensaje por Aluvion Nox el Dom Jun 26, 2016 1:26 am

Ficha de Aluvion Nox


Nombre: Aluvion Nox
Raza: Vampiro
Edad: 107 años de edad pero aparenta 21

Historia:

Hace 100 años:
Ese día mi vida tomó un giro, tenía 7 años, pienso, no sabía del odio, ni de la guerra que mi especie llevaba con los elfos, y yo encontré a uno, en el más grade nido de vampiros, el pueblo de Volterra, nada lógico. Un joven elfo, aparentaba unos 17 años de edad, estaba inconsciente, recostado a una roca por la que se veían correr hilos de sangre que salían de sus múltiples heridas, eran puñaladas, pero en ese entonces solo quería ayudarlo, así que con la poca fuerza que presentaba un niño vampiro, arrastré aquella criatura hasta mi hogar.

-¡Madre!, ¡Padre!, ayudenme- aunque el cuerpo no estaba lejos de casa, dije esas palabras ya sin energía. –Por los Siete, ¡Un Elfo!- vociferó mi padre mientras encerraba el interior de la casa en una niebla gruesa y negra como el azabache, era una mañana soleada afuera, si, pero en casa de los Nox, mi padre había convocado la noche. –¿Te ha hecho algo Aluvion?- pregunta mi madre algo preocupada, mientras yo trataba de encontrar el lugar de donde provenía su voz, venia de todas partes, años después entendí la dinamica del "equipo Nox", mientras mi padre dominaba la oscuridad  que brindaba esa densa capa de neblina negra, mi madre, bueno, ella era la neblina.

-No, madre, hay que ayud…-, sin terminar aún mi frase, el elfo abre los ojos  percatándose del  lugar en donde estaba, rápidamente lleva el dedo índice de la mano derecha a su boca, lo muerde, y con su sangre comienza a dibujar runas en su otro brazo, las cuales comienzan a brillar hasta que toman la forma de pequeñas flamas, su brazo izquierdo se incendiaba; podía ver cómo le dolía, como la piel se iba desprendiendo, imaginaba que ese era el precio que debía pagar por crear fuego de la nada. También vi como la niebla, mi madre, envolvía el brazo en llamas del elfo mientras mi padre controlaba la presión que ejercía, iba exterminando todo rastro de oxigeno en el ambiente para hacer imposible la extraña recreación de fuego del intruso.

Podía sentir la presión en mis pulmones, el aire me faltaba, ¿acaso habían olvidado que su hijo estaba justo al lado del elfo?, no, su hijo era un vampiro después de todo, recordé una de las primeras lecciones que recibe todo vampiro, los componentes de la sangre, y aunque no podía ver debido a la profunda "noche" que reinaba en esa habitación, sabía que mi esperanza de sobrevivir estaba a mi lado. No podía ver ni tampoco respirar, pero si sentir en lo profundo de mis entrañas, la dulce sensación de la sangre corriendo por las venas del cuello desnudo del elfo, y el oxigeno que ella aún llevaba, quería ayudarlo, pero quería aun más vivir. Hasta ese entonces me había negado a consumir sangre de un individuo directamente de su cuerpo, me parecía bajo y hasta un poco malvado, ahora mis padres veían con satisfacción a su pequeño hijo drenar a un elfo. Recuerdo lo poco que eso duró.

Me gustó, el movimiento de la presa, la sangre saliendo de su cuerpo y entrando al mío, creía que me había negado a mi mismo uno de los placeres de la vida, así que no me detuve y toda la sangre de aquella criatura herida y asustada, ahora era mía. Casi inmediatamente después de dejar caer el cascaron del elfo al suelo, mis ojos, rojos por herencia de mi abuelo Karnak Nox, se tornaron de un escarlata brillante, algo que incluso podía ser visto a través de la neblina de mis padres, y sin hacerse esperar su reacción, mi madre, regresando a su forma humanoide, comenzó a llorar, mientras en mi brazo izquierdo se dibujaban runas similares a las que hace un momento poseía el elfo, -Runas inestables- dijo mi padre con un tono de lamentación.

-¡Quema!- gritaba entre lágrimas mientras veía como el fuego se avivaba. Mi padre, como si hubiera estado esperando éste momento, si, años después supe que lo esperaban,  se acercó a mí y de su abrigo tomó un pequeño frasco con sangre que al parecer siempre llevaba consigo. –Bebe esto hijo, es sangre del más antiguo Nox registrado en Linove, su poder… era el anular la magia en un radio de 7 metros a su alrededor-, sin saber muy bien a qué se refería mi padre, bebí dicha sangre ya que no aguantaba el dolor de las quemaduras.

-¿Qué se supone que hagamos?, en Volterra  la vigilancia es muy estricta, ¿crees que no vendrán por algo así?- gritaba mi padre, con una mirada de trastorno y miedo. –¡Es nuestro hijo!, debemos esconderlo, defenderlo, debe quedarse aquí, con nosotros- le respondía mi madre, ésta vez susurrando para que mi padre cesara los gritos. Mientras trataba de entender su discusión, me sorprendí al darme cuenta de que las llamas se fueron extinguiendo y las runas comenzaron a borrarse, estaba funcionando, mis ojos volvieron a su rojo normal, pero mi vida no.

Presente:
Durante 100 años tuve que ocultar mi poder, en una sociedad purista como la de Volterra, la sangre vampírica no puede ser mezclada a ese nivel con las demás especies, y menos la sangre del descendiente de los Nox. Me dedique a entrenar mis habilidades basicas como vampiro, ademas de conseguir informacion, libros enteros sobre magia,  registros de poderes manifestados en el pueblo, con el objetivo de entender un poco el concepto de las habilidades que algún dia absorbería. Parece que ya va a empezar el juicio, será mejor que deje de recordar por ahora, pienso, mientras observo como un vampiro, solo uno, entra en mi celda y se siente en frente de mí, le reconozco, es una leyenda en lo que se refiere a justicia clasista debe morir, –Aluvion Nox, se le acusa de ocultar un poder peligroso para la dignidad y las costumbres ancestrales del pueblo de Volterra y el pueblo vampírico en general, ¿Cómo se declara?-. –Sediento-.

-¡Insolente!, este tribunal lo declara culpable, su condena es el exilio, no podrá volver a pisar el pueblo de Volterra jamás-. Dice con un tono de voz autoritario, mientras esboza una sonrisa llena de gozo al darse cuenta que no me volverá a ver jamás, mis ojos rojos le molestan. –Pase 100 años encerrado en este pueblo, ocultándome, ocultándoles la verdad, para no afectar esa imagen de superioridad vampírica que tanto les ha costado mantener, sin darse cuenta que ha estado rota desde hace mucho, quebrada como este "juicio"- eso ultimo lo digo mientras tomo un frasco de sangre de mi bolsillo, con una letra “V” inscrita, y procedo a beberla, -Verá Juez, el exilio no es un castigo para mi, al contrario, ahora puedo conocer la capacidad de mi poder, combinar mi sangre con la de diferentes especies en todo Eodren, usted me otorga libertad, y quiero compensarlo por ello-, mis ojos comienzan a brillar intensamente, y me percato de ese olor es miedo, -Aluvion, lo perseguirán, las personas sabrán que fue usted, no piense que al matarme todo terminará-, declara con voz temblorosa el Juez.

La sangre surte efecto y en la celda la luz se ha extinguido, solo queda noche, solo queda una niebla un poco densa y negra, y en medio de esa oscuridad, los ojos que el Juez odia, señalándolo, juzgándolo, -Tardé 3 años en averiguar quién había dado la orden de ejecución de mi padre, imagine mi sorpresa al saber que sería la misma persona que me exilaría hoy. No se preocupe, nadie lo sabrá, tomaré de su sangre Juez, su propio poder, y haré que esto parezca un suicidio-, en ese momento la celda se convierte en una sucesión de gritos macabros de dolor, y cuando la luz vuelve a entrar al recinto, solo queda el cuerpo de ese viejo vampiro, ahogado por su propia magia.

Al salir de la celda, el efecto se desvanece, el tiempo se ha cumplido y mis ojos lo indican así. Tenía tanto sin dejarme llevar, pero esta ocasión lo ameritaba, vengué la injusta muerte de mi padre y sentía paz, el tema del exilio me hizo notar que debo viajar, aprender, entrenar, y como si fuera una señal de los Siete, al salir de la celda, justo en la puerta hay una carta en el suelo, la recojo, abro y comienzo a leer.

-Así que Phomets Howl…-, digo mientras miro a los lados para ver si aun puedo ver a quien trajo esa extraña carta, tuvo que haberse ido hace un momento, así que, ¿habrá escuchado los gritos?, la sola idea me hacia entusiasmar, mi venganza tuvo público y no lo sabía. Casi corriendo me dirigí a los restos de mi casa, tomé un poco de ropa, dos pequeños frascos con sangre y mi arma. No debo ser el único en haber recibido esa carta, pienso emocionado, y comienzo a caminar mientras imagino las asombrosas criaturas que conoceré y la sangre que probaré.

Perfil Psicológico:

Sereno, pacifico y pensativo, algunas personas que estuvieron en contacto con él en sus años en Volterra lo describirían como alguien frio, esto es principalmente por  la desconfianza que nació en su ser al ocultar su habilidad y por ende su vida de los demás, pero al contrario, al conocerlo (de verdad) se puede notar la calidez de su persona, amabilidad, su presencia produce tranquilidad y paz; elige con detenimiento las palabras que utilizará, debido a que en su mente casi siempre existe un caos de pensamientos, proyecciones y análisis sucediendo.

Le desagrada la imagen purista de los vampiros, por lo que carece de los prejuicios de su especie. Trabaja muy bien en equipo aunque tenga poca experiencia en ello. Es defensor de la verdad y la razón, y para él no hay mayor fuerza que la voluntad.  Se mantiene tranquilo a menos que la situación requiera lo contrario, en esos casos se deja llevar, convirtiéndose en alguien sádico y sin remordimientos, sin perder el control por completo de sí mismo. Es consciente de sus habilidades vampíricas, y aún más del entorno que lo rodea, siendo alguien visual y auditivo en su mayoría.

Posee el don de la empatía, haciéndole capaz de sentir de muchas maneras lo que los demás sienten y describen, trata de fijarse metas a corto plazo pues para él la felicidad es un estado bastante efímero;  su ser parece estar lleno de preguntas existenciales, alimentando sus ganas de cuestionar absolutamente todo. Puede reconocer una especie de criatura cuando la ve, y, con mucha dificultad, hacer una lista mental de las posibles habilidades que dicha criatura podría poseer. Le encanta divertirse, los juegos mentales y el sexo. Suele ser cuidadoso con la sangre que consume y las habilidades que absorbe.

Perfil Físico:

Posee un cuerpo delgado pero bastante definido, su piel es suave y blanca. Mide cerca de 1,70 m de altura. Su mirada es cautivadora e interesante, su voz es un poco gruesa y pausada, posee cejas alargadas y labios pequeños. Su cabello es un poco largo y desordenado, de un color gris que casi llega a ser plateado. Posee un rostro fino, y sus ojos son de un rojo penetrante, los cuales brillan mientras usa su poder.

Tiene una dentadura perfecta y sus colmillos son tan afilados que cortan con solo tocar la piel. Su cuerpo siempre desprende un tenue calor, produciendo una sensación de calma a la persona con quien tenga contacto. Es sumamente ágil, veloz, ligero y enérgico. Le gusta usar ropa cómoda, camisetas con detalles en formas geométricas, principalmente lineales y triangulares, de color negro, blanco o gris; también suele llevar puesta una chaqueta abierta del color de su cabello, para protegerse del sol.

Habilidad:
avatar
Aluvion Nox

Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 18/06/2016
Edad : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.